30 de noviembre de 2021

Cocina Francia

Recetas e Historia de Gastronomía Francesa, catas de vino y técnicas de cocina

Este método ingenioso, a prueba de torpes, se lo debemos a Juanmari Arzak, à tout roi, toute honneur! Pochar los huevos asegurándote que guardan la forma y además puedes hacer muchos, no tiene precio! Esta técnica es ideal cuando eres un novato en la cocina, cuando quieras probarte a tí mismo, entonces nos pondremos el método tradicional. Mientras tanto, comparto este truco que seguramente ya has leído en el artículo de la crema de calabaza o crème bressane.

Receta de huevo pochado Arzak o «Plastic Egg»

Ingredientes para 4 huevos:

  • 4huevos XL cascados
  • 70 gr- de jamón serrano o lo que quieras
  • sal, pimienta
  • un poco de aceite para lubricar el film
  • film transparente, una flanera individual o un vaso de chatos

Procedimiento:

  1. Cortamos un trozo de papel film de unos 30 cm. Lo extendemos sobre la encimera y untamos el centro con aceite.
  2. Colocamos el film sobre el molde y empujamos con los dedos para formar una fuente en la que alojaremos el huevo entero cascado.
  3. Ahora podemos salar, pimentar, o añadir lo  que queramos: jamón picado… sin miedo a que nada se escape.
  4. En este punto sin sacarlo del molde empezamos a coger el film por las puntas y lo cerramos bien, «entorchando» –como unas columnas salomónicas- el plástico, aquí usamos el alambre, lo colocamos y apretamos justo hasta el limite de la clara pues no debe  haber ni un hueco de aire dentro del embolsado, esto haría que la clara se desparramase y no saldría un huevo con un buen aspecto pochado y redondo.
  5. Repetimos la operación con cuantos huevos dispongamos.
  6. Se cuecen todos a la vez en agua hirviendo a medio gas. Se saca transcurridos 3 minutos. Se corta la cocción echándolos, sin abrir el plástico claro, en agua con hielo.

Tus oeufs pochés (huevos escalfados) están listos. Reservar y en el momento de servir les retiramos el plástico sin problemas gracias al aceite con el que untamos el film.

Nota Bene:

Sin los vas a preparar con antelación tienes la opción de darles un calentón en agua hirviendo unos segundos y entonces ya puedes retirarles el plástico y emplatarlos.

Puedes utilizarlos como protagonistas de un aspic o como acompañamiento en una ensalada o una crema de verduras.

Et voilà, bon appétit!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: