30 de julio de 2021

Cocina Francia

Recetas e Historia de Gastronomía Francesa, catas de vino y técnicas de cocina

Compartir artículo

Tenía muchas ganas de hablarte del Hotel Orfila, en Madrid. Es un establecimiento miembro de la prestigiosa asociación de Relais et Châteaux, símbolo del lujo y el savoir-faire à la française. Sobre todo porque se acerca San Valentín, este hotel y su restaurante me parecen el marco romántico ideal. logo-relais-chateaux

La asociación surgió en Francia hace más de sesenta años. Esta asociación nació en 1954 llamándose al principio “Relais de Campagne” (posta o albergue rural), surgió de la iniciativa de seis establecimientos situados en la nacional 7, que comunica París con la Costa Azul. Compartían los mismos valores y filosofía, su primer eslogan fue: “La Route du Bonheur”, la carretera de la felicidad… ¡Sip!

Orfila Salon de Té Navidad y Champagne

Desde el comienzo de las vacaciones pagadas, se conocía a la Nacional 7 como “la carretera de las vacaciones” o “la carretera Azul”, la route bleu, te lleva desde París hasta Menton… Un topicazo que aún se mantiene, para nosotros pero, sobre todo para los extranjeros. De hecho, te invito a visionar -si no lo has hecho ya- el video «Cliché» que comparto en la página principal de blog, y lo comprobarás, está realizado por mi creativo favorito, Cédric Villain. Esta autopista ha inspirado muchas canciones y ha sido escenario de muchas películas, ha incluso inspirado juegos de mesa y atracciones de parques temáticos. Además  te ofrezco esta canción de charles Trenet, «Route nationale 7» un himno a las vacaciones y la douceur de vivre.

N7_RouteBleue_Lapalisse

Pero volvamos a Relais Et Châteaux. Paralelamente a Relais de Campagne, surgió «Relais Gourmands» de la mano de Pierre Troisgros. Centrada en los establecimientos de restauración. Ambas asociaciones se fusionan en 1975. Digamos que en ese momento, es cuando la asociación alcanza la circunferencia perfecta. De esta fusión se desprende toda la filosofía de Relais et Châteaux, que consiste en ofrecer al cliente una experiencia global e inolvidable, incluso para el más exigente. El acento se pone en todos los detalles para que el cliente se sienta el Rey. La atención es extremadamente eficiente y entregada, la cocina es excelente donde la auténtica cocina de terroir es el leitmotiv.

Foto de Familia de los padres fundadores de Relais Et Châteaux de izd. a dch. : Pierre Troigros, Philippe Blot, Mme y Mr Tolloit, Jo Olivereaux, Bruno Ingold
Foto de Familia de los padres fundadores de Relais Et Châteaux de izd. a dch. : Pierre Troigros, Philippe Blot, Mme y Mr Tolloit, Jo Olivereaux, Bruno Ingold

Relais Et Châteaux lo conforman tanto restaurantes como hoteles, “hostales”, albergues, en gran mayoría castillos y grandes casas burguesas, reconvertidos. Pongo hostales entre comillas por lo irónico de la definición, cuando vemos que los hostales son palacios.

Desde entonces están presentes en los cinco continentes con 540 miembros entre 62 países.

Sus compromisos llegan tan lejos que en 2014 firman un manifiesto que depositan en la UNESCO, donde declaran su intención de preservar las gastronomías y culturas de bienvenida o acogimiento del mundo. Ratifican su compromiso para respetar el desarrollo sostenible de su actividad, el respeto de las tradiciones culturales y gastronómicas. Su voluntad de compartir la pasión por lo bueno y lo bello.

Sala de Té

Después de leer todo esto, te puedes imaginar qué tipo de experiencias te esperan en el Hotel Orfila, único embajador de Relais et Châteaux en Madrid. Te alojarás en habitaciones cargadas de las anécdotas de sus ilustres huéspedes. Cada habitación es única, pues ha recibido la especial atención de los dueños, grandes apasionados de las antigüedades. Recorren incansables las almonedas y anticuarios, restaurando ellos mismos los muebles que lo necesitan, pero como te enseñarían en la escuela de bellas artes: conservando la pátina que les   confiere el tiempo.

Orfila Salon de Té Navidad y Champagne

El hotel en sí es una joya, con su juego de mármoles en el suelo y sus estucos en las paredes, sus obras pictóricas cargadas de historia, el bar parece salido de un club de caballeros inglés y el restaurante es luminoso, lujoso y confortable unos de los salones tiene una enorme veranda con cristales cóncavos que da a un pequeño jardín lleno de encanto, todo cumple con los cánones del buen gusto y el lujo, el ambiente que se debía respirar en el siglo XIX.

Resstaurante Navidad

Su restaurante, El Jardín de Orfila, ofrece una cocina de alto nivel, ideada y ejecutada por el chef Carlos Carpintero Ramos y su equipo. Hacen campañas especiales en temporadas señaladas como la caza, las setas, ostras y champagne, en navidades y para San Valentín… Un detalle que demuestra la auténtica calidad y el nivel de auto-exigencia del restaurante es, que cuando me invitaron a probar la carta de caza, la cita se tuvo que retrasar una semana, porque todavía no habían recibido las piezas esperadas, no eran de granja y compradas en el súper, me entiendes… Pero la bodega no se queda atrás, el sumiller Borja Muñoz Cisneros ha sabido llenarla con cabeza y corazón, sus vinos, espumosos y espirituosos son excelentes y pensados para acompañar a la perfección los manjares que ofrece el chef. Existe una autentica dinámica de sinergias entre todos los departamentos del hotel Orfila.hotel_orfila-a_la_bonne_franquette_con_michelle-navidad-ostras_y_champagne-

Pero la experiencia no sería completa sin los demás servicios que ofrece el hotel, al estar tan cerca de los mejores museos de Madrid -podría decir de España o del mundo- te informan sobre todos los trámites y reservas, bueno en realidad creo que te lo dan todo masticadito. ¿Qué te gusta ir de compras? El hotel te lleva y te trae, consigues descuentos en las tiendas de lujo de la Milla de Oro y cuando acaba el día… ¡Te dan un masajito para piernas cansadas! ¡¿Qué más se puede pedir?!

Este antiguo palacete es un oasis en la ciudad. Te sientes mimado como un rey. Parece que este edificio estaba predestinado a servir a reyes y princesas como tú, pues su antiguo dueño era la familia de la esposa del actual rey de Bulgaria.

Yo volveré, desde luego.

Hotel Orfila.  Calle Orfila, 6 -28010 Madrid  -+34 91 702 77 70- inforeservas@hotelorfila.com 

Venga, un ultimo regalito, otra canción que es  una joyita, la adoro. «Un beau roman» de Michel Fugain, cuando actuaba con su grupo «Le Big Bazar». Cuenta una bonita historia de amor que nace en la «autopista de las vacaciones». Me derrito escuchándola. Enjoy!!

error: el contenido no es tuyo !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: