6 de agosto de 2021

Cocina Francia

Recetas e Historia de Gastronomía Francesa, catas de vino y técnicas de cocina

Compartir artículo

Las Bodegas Masaveu, han entregado a la puesta de largo sus nuevas añadas de Murua y Fillaboa, sus emblemáticos vinos blancos y tintos.

La presentación que tuvo lugar en un hotel céntrico de la capital, donde coincidí  con las vacas sagradas del vino como José Peñín, el enólogo Jesus Flores o el gran sumiller Custodio Zamarra, por presentarlos de manera sintetizada, porque hay que decir que estos tres hombres controlan mucho y en las distintas disciplinas del vino. Éramos pocos y muy bien escogidos.

El ambiente era mágico, con el objetivo de amplificar nuestros sentidos, de abrir nuestros poros a los flavores de la bebida de los dioses; vivimos una sesión muy relajante, ¡con  antifaces incluidos! Así pues, con los ojos cerrados, las voces más dulces de la casa Masaveu nos dirigían hacia un mundo imaginario con olor a mar y sabor a la sal marina que recoges de tus labios con la punta de la lengua y te hace sentir vivo.  La música de fondo que acompañaba nuestro paseo por las tierras del albariño era ideal. De igual modo que la música y el discurso que nos acompañaron por las tierras de la Rioja Alta nos hablaban de los paisajes verdes y del monte bajo de unas tierras fértiles acunadas por las aguas dulces del Ebro.

Catamos

Fillaboa Albariño 2018, sobre lías, resulta muy aromático con notas a fruta ácida pero tropical como la piña o el mango, fresco y untuoso que deja un largo recuerdo. Te apetecerá tomarlo a todas horas… ¡Qué peligro!

Fillaboa Selección Finca monte Alto 2017, esto ya son palabras mayores, ¡en la nariz es una fiesta! Aquí la fruta está madura, la manzana y la brioche te suben hasta la pituitaria para abrirte el apetito. Su particular complejidad y su perfecta hechura te demuestran que es un vino que puede crecer aún más, guárdalo, si te puedes resistir.

Murua Blanco Fermentado en Barrica 2017, un vino complejo que en nariz te recuerda a esos paisajes de monte bajo y húmedo que te comentaba más arriba, un vino con mucha personalidad que entra con la elegancia de las flores blancas y perfumadas que no desaparecen a pesar de la crianza.

M de Murua 2016, el roble francés enriquece este vino divertido y aromático, pero también complejo, la nariz se te llena de frutas del bosque para terminar en boca como una estola de terciopelo que te acaricia la garganta.

Terminamos (o casi) con el decano de los vinos Masaveu (al menos de los aquí presentados)…

Murua Reserva 2010, representante de la Rioja Alavesa en su mejor expresión, un color de cereza profundo que te enamora como los ojos negros de las mujeres que pintaba Julio Romero de Torres. Si en nariz expresa todo el carácter de la Rioja Alavesa, en boca es pura ambrosía y te dejará un largo recuerdo, como el de esas miradas femeninas…

Bueno si tienes un mínimo de sensibilidad ya tienes que haber caído rendido a los encantos de estos vinos, pero aquí no acaba la velada. Tras una sesión de concentración intensa, nos levantamos de la mesa para disfrutar de un distendido y amenizado cocktail elaborado por el restaurante del hotel que acompañamos con otro vino de la casa Masaveu.

Leda Viñas Viejas 2016, Vino de la Tierra de Castilla y León. Este vino “multiterroir” como lo denominan los de la casa,  es ideal para picar, nada aburrido. Es lo que tiene hacer un vino para disfrutar. Sin el corset de las DO’s.

Mientras éramos sorprendidos por los tours de main de un mago profesional, muy bueno,  brindábamos por la cultura del vino con… ¡una sidra de hielo!

Valverán, sidra de hielo es el proyecto más particular de la familia Masaveu por cada botella se necesitan más de veinte manzanas, así de precisas son las cosas. Esta sidra puede perfectamente remplazar el vino dulce y digestivo del final de las comidas familiares, su acidez en sutileza acompaña a la fruta pasificada, pero tiene la ventaja de no ser empalagoso como algunos vinos de postre.

La Familia Masaveu se destaca por su afán en elaborar vinos no sólo con las últimas tecnologías, sino con un profundo respeto por la naturaleza. Sus viñedos son cultivos  ecológicos y sostenibles. El Director General de las bodegas Masaveu, Don José Masaveu, nos acompañó en esta presentación y nos contagió el sentimiento de amor y vocación que se vive en las bodegas  Pago de Aráiz, Fillaboa, Murua, Leda y el Lagar de Valverán, muy bien llevadas en lo técnico por un trio de ases personificado en los enólogos: Juan Glaria -director de enología del grupo-, Isabel Salgado, enóloga en Fillaboa y ¡guapa a rabiar! (tenía que decirlo) y last but not least, mi compatriota Mathieu Barrault, encargado de Murua.

Tuve ocasión de conocer estas bodegas años atrás y una cosa es cierta, este grupo es un gran exponente de las bodegas punta de lanza de la elegancia en el paladar y la excelencia tecnológica en España, un club muy exclusivo.

error: el contenido no es tuyo !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: