30 de julio de 2021

Cocina Francia

Recetas e Historia de Gastronomía Francesa, catas de vino y técnicas de cocina

Compartir artículo

El Hotel Welington ofrece distintas opciones a cual más deliciosa para sus cenas, recenas -si, has leído bien-, cotillón, incluso Bruch, en estas fiestas navideñas. Cierto es que cada año aumenta la tendencia de celebrar las navidades a mesa puesta, pero para todo, todos, los miembros de la familia, sin excepción. Porque sí, venimos y ¡zas! nos sentamos y a comer, pero mamá es quien está generalmente con una nalga en el borde de la silla y un pie en la cocina. Así pues bajo la premisa de unas fiestas para todos, el Hotel Wellington, ofrece unas cenas espectaculares que conformarán los nuevos recuerdos imborrables para comentar en las futuras reuniones familiares.

La historia del mítico Hotel Wellington está muy vinculada al glamour y las royalties desde su inauguración en 1952, año que coincide con la coronación de Elisabeth II de Inglaterra. Su fundador Baltasar Ibán Valdés, quiso imprimir en su edificio todo el lujo y servicio de calidad más allá de lo acostumbrado en la época. Siempre he oído que este era el hotel predilecto de los toreros, lo cual no me extraña, si sabemos que Don Baltasar entre sus muchos negocios era el fundador de una ganadería de toros de lidia que lleva su nombre. Este hotel tiene una ubicación ideal en el corazón de la milla de oro de Madrid y a dos pasos del parque del Retiro. Tiene ilustres huéspedes como Gene Kelly, Ernest Hemingway, Matt Damon, mi expresidente Nicola Sarkozy o el premio Nobel de la paz Yunus. Incluso han resonado voces angelicales entre sus paredes con los pequeños huéspedes del coro de Les Petits Chanteurs de Saint-Marc ¿te sonará la película “Los Chicos del Coro”?

 

Además el hotel tiene una oferta gastronómica multiple; te sonaran Goizeko, Kabuki, la Terraza, el Bar inglés o la cafetería la Llave de Oro. Por su cercanía con el Retiro, organizan comidas de pique-nique, ¡eso tengo que probarlo! Y el Wellington fue el primero en Madrid en montar el huerto urbano más grande de la capital de la mano verde de Floren Domezáin, un concepto ahora copiado hasta la saciedad. ¡Este hotel riza el rizo con el primer viñedo urbano también! Bajo las estrellas del cielo de Madrid crecen a su ritmo los racimos que se convertirán en un delicioso vino, llevado por el experto Fernando Remírez de Ganuza, un vigneron muy conocido por su mano intuitiva con la vid, su bodega, en Álaba, llevada ahora por sus herederos sigue haciendo maravillas por Sierra Cantabría. Ese “vino de azotea” también tengo que probarlo… ejem, a buen entendedor, lanzo mi petición.

 

Una vez hechas las presentaciones, entramos en materia. Como es costumbre en el hotel Wellington, cada año se superan a sí mismos con la oferta de restauración y ocio. Cuentan con un gran equipo de profesionales sobradamente cualificados para hacer de tus cenas navideñas una experiencia fuera de norma. Su director general José Rodríguez, trabaja codo con codo, junto con el director de marketing Carlos Sánchez, su chef ejecutivo Javier Librero y su director de alimentos y sumiller Giovanni de Virgilio, entre todos consiguen armonizar a la perfección una cocina delicada llena de sabor y lujo con unos vinos a la altura de las circunstancias, todo ello amenizado con música en directo. Este año tus cenas se verán acompañadas por el aterciopelado sonido del saxofón, cuando este instrumento toca jazz o bossa nova, el metal se vuelve cálido y las emociones están a flor de piel.

Yo que pude probar el menú previsto para Nochevieja, disfrute al máximo, porque comprobé que supieron rendir pleitesía a un producto de calidad, que estaba tratado con un dominio absoluto de las técnicas de cocina que sublimaron cada uno de los platos cuyos protagonistas como el marisco, la verdura, la carne o el pescado fueron presentados en su punto perfecto de cocinado para un mayor deleite de sus cualidades organolépticas. Me estoy acordando de ese tournedos con una salsa demi-glacée que brillaba en concordancia con la decoración de la sala.

Te enumero todas las deliciosas opciones de Menús de Navidades en el hotel Wellington que dispone también de un menú infantil. Te comento también que tienen diferentes ofertas de alojamiento, para alargar la celebración sin preocupaciones, como la de saber que tienes que coger el coche después de una opípara cena bien regada de champagne. Porque eso sí la selección de vinos nacionales e internacionales es excelente y espectacular con champagnes como Laurent-Perrier Grand Siècle y Taittinger, querrás seguramente tomarte más de una copa. Consulta todos los detalles de los menús en su web, donde también figuran detalladas las minutas del menú infantil de Nochevieja y el picoteo de Año Nuevo o Recena. Que no te asuste el precio de la cena de gala de Nochevieja, esta incluye la recena.

Cena de Nochebuena. Música en vivo.

220€, niños hasta 12 años 100€.

Cena de Nochevieja con cotillón y música. Música en vivo y DJ, cotillón, welcome party

Recena, sip, porque la Nochevieja se puede alargar hasta el desayuno en el hotel Wellington.

450€, niños hasta 12 años 200€.

Buffet día de Navidad. Música en vivo y animación infantil.

130€, niños hasta 12 años70€.

Buffet día de Año Nuevo. Música en vivo y animación infantil.

130€, niños hasta 12 años 70€.

Almuerzo Buffet de Reyes. Música en vivo y animación infantil.

95€, niños hasta 12 años 55€.

Solo me queda desearte que disfrutes de unas fiestas rodeado de la gente que quieres y te hace feliz.

Información y Reservas

Email: comercial@hotel-wellington.com

T: + 34 91 423 14 70

foto gentilmente cedida por José Antonio Sánchez-Marmol, mi compañero de mesa, a la postre.

error: el contenido no es tuyo !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: