Vinagreta francesa de limón, mostaza y miel

Esta receta de vinagreta francesa de limón, mostaza y miel me traslada directamente a mi niñez. Así nos preparaba mi madre las ensaladas y las alcachofa. Esta receta de aliño es la mar de sencilla. Es mi vinagreta de cabecera, por decirlo así.

Receta Vinagreta francesa de limón, mostaza y miel con AOVE, por supuesto!

Ingredientes para 4 pers.

  • 3cucharadas soperas de Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) Señorío de Mesía
  • 1 cucharadas soperas de zumo de limón
  • 1 cucharadita de mostaza de Dijon
  • 1cdta. de miel ecológica
  • Sal y pimienta al gusto

Procedimiento

En un bol mezcla la miel y la mostaza y dilúyelas mezclando con el limón. Después, añade el aceite y sigue mezclando bien. Cuando tiene una consistencia cremosa puedes salpimentar al gusto.

Servicio

Esta vinagreta de limón, mostaza y miel al aceite de oliva virgen extra es el aliño ideal para cualquier ensalada o verduras hervidas, como dipp de unas crudités. En el caso de este video ves que sirve de acompañamiento para una alcachofa debidamente blanqueada. Sigue los pasos de este video sobre los cortes de la alcachofa para no perderte ni un detalle del proceso que es más rápido de ver que de leer.

vinagreta francesa

Recomendaciones o Reglas de Oro para una Vinagreta Perfectamente Equilibrada

Con estas sencillas indicaciones te saldrá una vinagreta perfecta siempre, sin sorpresas y con todos los elementos de sabor balanceados. Con una agradable sapidez complejo, con estructura pero redonda, sin estridencias.

  1. Mantén las proporciones de 3 por 1 en la relación aceite/ácido. Es decir, por cada cucharada de vinagre o limón, debes incorporar 3 de aceite. De este modo el equilibrio sápido se mantendrá sin aristas. A menos que te gusten las vinagretas muy ácidas… Entonces «it’s up to you».
  2. Siempre será más fácil que mezcles primero los elementos «consistentes» como la mostaza, la miel o incluso algún culís de frutas con el ácido -limón o vinagre-, que es acuoso. Si intentas mezclar estos elementos con el aceite, tardarás demasiado y nunca se mezclaran de manera homogénea.
  3. El aceite atrapará en burbujitas a la miel o la mostaza y no se fusionarán bien. Pero una vez homogeneizados el ácido con los condimentos consistentes, el resto del trabajo con el aceite ira como la seda. Así que recuerda: primero la miel y la mostaza con el limón y cuando todo está ligado, echas el aceite. Para terminar con la sal y la pimienta.
  4. El aceite que sea siempre de Oliva Virgen Extra, por favor. Es en una vinagreta donde más se luce un aceite de calidad. Además una vinagreta con aceite de orujo de oliva o de semillas (girasol, cacahuete…) a mi particularmente me da arcadas.
  5. No salpimentes nunca hasta el final. Te puedes llevar alguna que otra sorpresa desagradable.
  6. Si has cometido el erro de de salar demasiado o se te fue la mano con el ácido… Diluye con agua, es lo que te ayudará a neutraliza el exceso de sazón y si lo ves necesario añade un poco más de aceite para que no pierda la consistencia de una salsa. Pero en definitiva el agua es el mejor agente neutro para vinagretas e incluso guisos.

Servir la vinagreta francesa con una alcachofa para deshojar: una cuestión de familia

El hecho de añadir miel a las vinagretas es relativamente reciente, lo empecé a ver hace menos de 30 años, a menos que vivieras con mi madre. Creo que para ella, cualquier excusa era válida para introducir la miel cruda en nuestra dieta. No sé si puede resultar algo curioso para un español ver servida de esta guisa a la alcachofa, ya que solemos ver las alcachofas servidas en los restaurantes abiertas y con salpicones a cual más sofisticado. Pero lo que no se me va de la cabeza es aquel recuerdo tan divertido, cuando deshojábamos nuestras alcachofas y nos dábamos de codazos para mojar el pétalo en la salsa. A ver, que nadie se rasgue las vestiduras, que en la intimidad de un hogar se suele compartir las comidas con un plato al centro en más de una ocasión. 😉

¡Música, Maestro!

Me parto de la risa con esta canción «vive tu vida! vie, vie… naigrette. Vie ta vinaigrette, de Marc Drouin ¡Ochentero total!

9 Replies to “Vinagreta francesa de limón, mostaza y miel

Gracias por dedicarnos unos minutos Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.