2 de diciembre de 2021

Cocina Francia

Recetas e Historia de Gastronomía Francesa, catas de vino y técnicas de cocina

Chers Tous!

En este post de «aquí te pillo aquí te… cocino», te voy a dar un truco muy valioso si te gusta como a mí el sabor «refrescante» del chile fresco (valga la redundancia). A ver, el chile habanero pica como mil demonios pero te deja un retrogusto de verdura fresca muy agradable y es versátil en cualquier preparación cruda como una ensalada o como aliño de una salsa o vinagreta o también en el  guacamole, le dará un toque distinto a la tarta de tomates o imagínatelo sobre el bizcocho salado de aceitunas… Mmmm! Puedes usar chile fresco en caliente, pero no es lo mismo… Fresco y en crudo tiene una complejidad aromática que enamora.

Tips de Cocina en Cocina Francia

Este consejo es válido para preservar cualquier variedad de chile fresco que me enseñó mi frutero que es ecuatoriano. Ahora está jubilado, no veas como echo de menos su sabiduría.

En México hay más de 50 variedades chiles. El habanero llego a México desde América del sur vía Cuba, menudo viaje! Existe en tres variedades de color en el chile habanero: rojo verde y amarillo. Los chiles frescos en general cambian de nombre cuando los secan, salvo una única excepción que he encontrado, precisamente en el habanero, vaya.

Alguno de los chiles más populares de México. Foto extraída de la revista City Life

¿Cómo conservar el chile fresco mucho tiempo?

Mira atentamente este pequeño video y quedarás muy edificado y sorprendido de lo fácil que es y del mucho, mucho, mucho tiempo que se conserva así en la nevera.

Receta de conserva fresca de chile habanero

[button-blue url=»https://cocinafrancia.com/wp-content/uploads/2021/08/chile-habanero.pdf» target=»_self» position=»left»]Imprime y descarga la receta[/button-blue]

 

 

Ingredientes

  • 1 bandeja de chiles habaneros frescos, bien tersos
  • 2 cl de vinagre blanco (vino o alcohol)
  • 1 pizca de sal

Procedimiento

  1. Lávalos y quítales los rabillos verdes a los chiles.
  2. Tritúralos con el vinagre y la sal.
  3. Consérvalos en un tarro de cristal (¡el plástico se lo come el picante!)
  4. Guárdalo siempre en la nevera

Ya lo tienes listo par usar la cantidad necesaria en tus preparaciones culinarias cuando quieras. Aguanta muchísimo tiempo en la nevera.

Et voilà, bon appétit!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: